Skip to main content

Calor extremo

La exposición al calor extremo puede crear serios problemas de salud, lo que resulta en una condición conocida como insolación. Generalmente, los ancianos, los muy jóvenes, aquellos con otras condiciones de salud, y aquellos sin acceso al aire acondicionado o una fuente para la hidratación son los más gravemente afectados por el calor.

Síntomas de complicación por exposición al calor:

  • Sudoración excesiva
  • Calambres musculares
  • Debilidad
  • Mareos
  • Náusea
  • Pulso débil pero rápido;
  • Dolores de cabeza

En los primeros síntomas de complicaciones relacionadas con el calor, moverse a un lugar más fresco, descansar unos minutos, luego, lentamente, tomar una bebida, preferiblemente agua, para la rehidratación.

Busque atención médica de inmediato si las condiciones no mejoran.

Síntomas de la insolación:

Si no se reemplazan los líquidos lo suficientemente pronto, la insolación puede seguir provocando:

  • Temperatura corporal sumamente alta
  • Piel roja, caliente y seca (ausencia de sudoración)
  • Pulsaciones aceleradas;
  • Dolor de cabeza punzante
  • Confusión
  • Daño cerebral
  • Pérdida de conocimiento
  • Muerte

Cómo ayudar a una persona que muestra síntomas graves:

  • Retire la víctima del sol y el calor.
  • Llame a los servicios médicos de emergencia.
  • Inmediatamente empiece a enfriar a la persona con agua fría/fresco y ventilador.

Alojarse en un área con aire acondicionado, ya sea en el hogar o en un lugar público como un centro comercial, biblioteca o centro de recreación, es la forma más eficaz de combatir el calor. Si no se dispone de aire acondicionado:

  • Cerrar las cortinas de las ventanas y usar la ventilación cruzada y ventiladores para enfriar las habitaciones.
  • Tome una ducha o un baño frío
  • Limite el uso de estufas y hornos.

Los niños corren mayor riesgo de deshidratarse. Los niños deben ser alentados a beber líquidos con frecuencia, especialmente el agua, y a usar ropa holgada y de colores claros.

Verificar a los niños a menudo, especialmente si están fuera en altas temperaturas.

Otras precauciones con el calor:

  • Nunca deje a personas o animales domésticos en un vehículo estacionado y cerrado durante el tiempo caliente, aunque sea por un corto tiempo.
  • Beba abundantes líquidos. Hidratarse antes de salir al calor.
  • Planifique actividades extenuantes al aire libre por la mañana temprano o por la noche, cuando las temperaturas pueden ser inferiores.
  • Tome descansos frecuentes cuando se trabaja fuera.
  • Use bloqueador solar, sombrero, ropa liviana, holgada y de colores claros. 
  • Vista a los bebés de la misma manera en que usted se vestiría. Evite la ropa pesada y frazadas en clima caliente. Hay que asegurar que los bebés están bien hidratados. Deles de mamar o biberón más a menudo en ambientes calurosos.
  • Compruebe frecuentemente a los ancianos y aquellos que están enfermos o necesitan ayuda.
  • Consulte con el médico acerca de los efectos del sol y el calor a la hora de tomar los medicamentos recetados, especialmente los diuréticos, antibióticos o antihistamínicos.